Libros

Como decía Julio Cortázar, el trabajo de un escritor no es escribir, sino reescribir, leer y corregir una, dos y cien veces, hasta que el caos de la realidad cobra sentido en las palabras. Pero aun entonces, no está nuestro trabajo terminado, aun entonces, queda una tarea titánica por realizar:  lograr que nuestra obra se publique. Porque cuando el texto llega a las manos de un lector, el círculo se cierra y se produce el feliz encuentro, el diálogo entre dos espíritus humanos. Ese es el verdadero sentido de todo este trabajo.

Y si quieres conocer algunas de mis obras publicadas, te recomiendo visitar la librería Novelungos  que se ha especializado en textos teatrales y literarios, y que reúne varios de mis libros. Puedes echarles un ojo dando clic en el  nombre de la librería o en la imagen de abajo.

Libera tu imaginación